//5 razones para utilizar calcetines de yoga

5 razones para utilizar calcetines de yoga

Los calcetines en la práctica del Yoga

Practicar yoga es una manera perfecta de conseguir realizar ejercicio y conectar, a la vez, el cuerpo y la mente.

Tras un largo día de trabajo o con un gran estrés acumulado; ir a una clase de yoga puede ser liberador y tener beneficios para la salud.

Para practicarlo se requiere la equipación necesaria que permita movilidad en el cuerpo. Por eso, utilizar calcetines de yoga puede resultar algo cómodo e incluso puede mejorar la forma en la que se practica.

Si quieres saber por qué usarlos, sigue leyendo y descubre cinco razones por las que utilizarlos.

Lo primero que debes saber es que, frecuentemente, en las clases de yoga no se utilizan calcetines; esto puede resultar violento para algunas personas, debido a que estamos acostumbrados a tapar los pies. No solemos estar en público con ellos descubiertos; ni estamos habituados al tacto del suelo directamente con la planta, ni a ejercitarlos.

Muchas veces podemos maltratarlos, y eso repercute en una apariencia peor de nuestros pies que nos lleva a no querer enseñarlos. En las clases de yoga, estar con los pies descalzos es una opción, pero es mucho mejor emplear unos calcetines específicos para hacer yoga.

Cualquier calcetín no nos sirve, puesto que puede resbalar o no ser adecuado para los ejercicios. Por eso, los calcetines para yoga de DSB, están diseñados para poder realizar todas las posturas con sujeción y con libertad de movimiento.

Razones para el uso de calcetines de Yoga

1. Antideslizantes

El primer motivo para utilizar calcetines de yoga es para no resbalar.

Tanto si se suda mucho o poco por los pies, en algún momento se puede perder el equilibrio estando descalzo; algo que también sucede si no se usan calcetines adecuados. Los calcetines de yoga fabricados por DSB, permiten una mayor firmeza al suelo o a la esterilla, por lo tanto te ayudará a mantener el equilibrio.

2. Protección ante el frío

Un segundo motivo es el frío.

Estar descalzos en verano en la clase de yoga puede ser muy agradable; ya que las temperaturas son más altas, además estamos acostumbrados a llevar los pies expuestos con sandalias y zapatos abiertos.

Sin embargo, tener los pies al aire en invierno puede resultar desagradable; ya que las bajas temperaturas hacen que estén fríos y no podamos ejercitarlos correctamente. Además, la incomodidad de tener los pies fríos, puede afectar a toda la clase de yoga.

3. Postura

Uno de los elementos más básicos y fundamentales en la clase de yoga y, por otra parte, uno de los mejores beneficios de asistir a ellas es la postura.calcetines para yoga

El correcto mantenimiento de una alineación de la espalda y el cuerpo, la estabilidad de una buena postura; se consigue en las clases de yoga, y se debe mantener durante la realización de los ejercicios.

Con los calcetines para yoga, se es mucho más consciente de los músculos que movemos en los pies. Por eso, en cada postura que se realice con los calcetines de yoga puestos habrá mayor consciencia, y se podrán realizar mejor los ejercicios.

4. Sustituyen la esterilla

Si vas a practicar yoga fuera de casa sin esterilla; viajas mucho y no tienes espacio para llevarla contigo siempre, los calcetines de yoga te ayudan.

Te aportan sujeción y te ayudan a corregir la postura, además se pueden utilizar sin esterilla, ya que se fijan en el suelo en el que estés realizando los ejercicios. De esta manera puedes aprovechar cualquier momento de descanso para realizar las posturas sin necesidad de buscar o tener una esterilla, solo con tus calcetines de yoga.

5. Higiene

Multitud de centros de yoga, gimnasios o clases en general, prestan las esterillas a sus alumnos.

Estas suelen mantener una buena higiene, pero puede que haya ocasiones en las que no estén muy limpias; por eso, al utilizar los calcetines de yoga evitas el contacto directo de los pies con una superficie de estas características.

calcetines para yoga

Además, si no hay esterilla, y se practica en el suelo directamente, es muy aconsejable llevar calcetines; hay multitud de partículas que están en las superficies, en el suelo, y que pueden dañar los pies.

Hacer yoga es un momento de conexión, de fortalecer cuerpo y mente, y se debe practicar con seguridad y de la mejor manera posible. Por eso, utilizando unos calcetines de yoga puedes conseguir una mejor postura, más higiene, seguridad y, en definitiva, una clase de yoga más productiva.

Además, no tendrás que preocuparte de qué tipo de calcetines usar, más finos o más gruesos, que puedan resbalar o no dejen transpirar correctamente el pie. Los calcetines de yoga DSB están ya diseñados con este propósito. Los puntos de agarre y la sujeción al propio pie; dan la estabilidad y la comodidad que se necesita para una perfecta clase de yoga.

Por |2018-10-01T09:05:59+00:00septiembre 28th, 2018|Yoga|1 comentario

Deje su comentario